El pasado 30 de Setiembre se cerraron, hasta el año próximo, los albergues de La Cruz, en Bilbao,  y de Gorostiza en Barakaldo, gestionados por esta Asociación.

El número de peregrinos acogidos ha sido mayor que en años anteriores.

Queremos aprovechar este espacio para agradecer a los hospitaleros voluntarios por su trabajo y entrega, absolutamente altruista, y sin cuya colaboración no sería posible llevar a cabo la labor de acogida  y hospedaje de los peregrinos.